martes, 7 de septiembre de 2010

DEFENSA DE LA ALEGRIA

MARIO BENEDETTI
Tomada de su libro Inventario Dos
Poesía 1986-1991


Defender la alegría como una trinchera

defenderla del caos y de las pesadillas

de la ajada miseria y de los miserables

de las ausencias breves y de las definitivas



defender la alegría como un atributo

defenderla del pasmo y de las anestesias

de los pocos neutrales y de los muchos neutrones

de los graves diagnósticos y de las escopetas



defender la alegría como un estandarte

defenderla del rayo y de la melancolía

de los males endémicos y de los académicos

del rufián caballero y del oportunista



defender la alegría como una certidumbre

defenderla a pesar de dios y de la muerte

de los parcos suicidas y de los homicidas

y del dolor de estar absurdamente alegres



defender la alegría como algo inevitable

defenderla del mar y las lágrimas tibias

de las buenas costumbres y de los apellidos

del azar y también           también de la alegría.

Alcalá de Henares, 8 de septiembre de 2010

Voy a tomar unas vacaciones. En quince días no volveré por vuestros blogs.  Sin embargo, no me olvidaré de vosotros: no penseis que ya, por fín, os habíais deshecho de mis largos comentarios aunque reflexionaré y prometo enmendarme.  Besicos, besines, besillos para todos. 

miércoles, 25 de agosto de 2010

Recordando a los poetas

Comenzamos con algunos proverbios y cantaras de Antonio Machado.  Un pensamiento  lúcido y una profunda filosofía expresados con las palabras más sencillas.  Hoy quiero compartir con vosotros los proverbios y cantares de Machado que recuerdo con más frecuencia y porque algunos  los he aplicado en numerosas ocasiones y he de confesar que me han ayudado a comprender muchas  cosas.  También le debo mi afición a la poesía aunque ¡Dios nos coja confesados!  ¡Todo lo que yo me parezca a un poeta...! No importa, sin embargo,  que yo no sea capaz de construirla porque eso no me incapacita para amarla como medio de expresión.



Todo amor es fantasía;


él inventa el año, el día,

la hora y su melodía;

inventa el amante y, más,

la amada. No prueba nada

contra el amor, que la amada

no haya existido jamás.


Ni vale nada el fruto


cogido sin sazón…

Ni aunque te elogie un bruto

ha de tener razón.



Bueno es el que guarda, cual venta del camino,


Para el sediento el agua, para el borracho el vino.

El hombre es por naturaleza la bestia paradójica,


un animal absurdo que necesita lógica.


No es el yo fundamental


eso que busca el poeta,

sino el tú esencial.



A tu prójimo amarás

como a ti mismo,

mas nunca olvides

que es otro.



Se miente más de la cuenta

por falta de fantasía;

también la verdad se inventa.



Confiamos

en que no será verdad

nada de lo que pensamos.

Caminante, son tus huellas


el camino y nada más;

caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante, no hay camino,

sino estelas en la mar.

Las imágenes realizadas por Franziska son exteriores de la Universidad Politécnica de Alcalá de Henares. En un día nublado de este mes de agosto, ya proximo a finalizar.

Alcalá de Henares, 24 de agosto de 2010 







lunes, 16 de agosto de 2010

¡Déjame en paz!

Pendiente de no perder de vista el revoloteo de alguna mariposa, oí -y apenas pude ver- que Kaza una perraza, entrada en años, se lanzaba al agua de este pequeño estanque

para refrescarse del sofocante calor.


Enseguida pudimos ver a nuestro joven e impetuoso Tostón que seguía por arriba todos los movimientos de Kaza acompañados de ladridos de advertencia sobre lo malo que, según él, debía ser un baño a esas horas.  Ella, aparentemente, hacía oidos sordos.




Sin embargo, contra todo  pronóstico Tostón no llegó a caerse al agua.  Pero no dejaba de
importunar, eso sí.









¡¡¡Déjame en paz!!!  ¡tengo las orejas tiesas de tanto oírte ladrar!  ¡No pongas cara de tonto porque te vas a enterar!

-¡Menos moños, doña Kaza, si puedes, ven a por mí!

-grrrrrrrrrrrr...argumentó Kaza ya de veras enfadada.


Tostón tuvo que salir corriendo con las orejas gachas y el rabo entre las piernas, como es evidente en la imagen.

De una buena lo libró la llamada de su dueño que se apresuró a rescatarlo sujetándolo con la correa.  ¡Tostón!  Por esta vez te has salvado de una buena tarascada.



Tostón respira, se queda quieto y piensa:  ¡No hay quien entiende a las perras!  ¡Pero si yo sólo quería jugar!


Texto e imágenes realizadas por Franziska
Alcalá de Henares, 16 de agosto de 2010

miércoles, 4 de agosto de 2010

Líquenes, cardos y una mariposa

Comienzo con esta entrada un nuevo caminar sobre la nada. Mi última pasión es la fotografía. Estoy en ello. Mi entusiasmo inicial no ha hecho más que incrementarse y ella me ofrece nuevas metas y se muestra tan completa e interesante que ha transformado mi vida desde el instante que llegó a mis manos. Hoy puedo afirmar que es la dueña de todos mis afanes.


He pensado, pues, dedicar este espacio a las fotografías que realizo. Irán apareciendo por temas. No sé si compartiréis conmigo tal locura y afecto por una cámara pero, de cualquier manera, ella es ahora en mi vida lo primero. En cuanto a mí, sólo puedo dar lo que tengo y esto es lo mejor que puedo ofreceros.



Los líquenes se desarrollan donde el aire es más puro.  Es todo un placer poder contemplar el vistoso traje que proporcionan a los árboles sobre los que se desarrollan.
Otro modo de ver un árbol y las primeras hojas amarillas que produce el calor del mes de agosto.





Los cardos secos representan la sequedad de la estepa y este año que fue abundante en lluvias en todo el otoño, invierno y primavera, ha sido proclive a crear una enorme cantidad de estos cardos que son punzantes a excepción de esa blanca corola que yo tanto admiro.









Estas dos imágenes corresponden
a la denominada Pyronia cecilia
cuyo nombre familiar es "lobito
jaspeado" que a mí me gusta más.























Texto e imágenes realizados por Franziska
Alcalá de Henares, 4 de agosto de 2010

viernes, 9 de julio de 2010

MUSEO DE LA GUITARRA Y VIHUELA DE MANO JOSE LUIS ROMANILLOS

Para mí significó una grata sorpresa encontrarme con este museo –que ha sido inaugurado hace pocos meses- en la última visita que realicé con mis compañeros del Taller de Lectura. Creo que a todos nos sorprendió gratamente que también la Universidad de Alcalá se haya sumado a la iniciativa.

 Lo que hizo posible que este museo fuera una realidad comenzó con que la Diputación de Sigüenza adquiriese el archivo y las herramientas de trabajo –que es la base del museo- del famoso guitarrero Santos Hernández (1873 – 1943) una de las figuras más importantes en la construcción de la guitarra española.


Reconstrucción del taller del famoso guita
rrero Santos Hernández.


Colaboraron el Ayuntamiento de Sigüenza, la Junta de Comunidades, la Diputación y la Universidad de Alcalá: ésta última cediendo una sala en la Casa del Doncel para alojar el museo.


José Luis Romanillos, musicólogo, conocido constructor de guitarras, y su esposa Marian Harris, aportaron un número de instrumentos de su colección y de diversas donaciones que han recibido para enriquecer sus fondos.



La guitarra española debe su origen a las comunidades mudéjares. En el siglo XV Toledo tenía un importante gremio de construcción de laúdes. Cuando el laúd entra en desuso, aparecen las vihuelas: antecedente de la guitarra española. Era un instrumento muy parecido a la guitarra actual, un poco más pequeño con doce cuerdas.

España es el país que ha creado el instrumento más universal que hay en la actualidad y era una necesidad la creación de un centro que reconozca el hecho: la vihuela y la guitarra son dos instrumentos que hemos sabido inventar los españoles.
El museo tiene entre sus proyectos el estudio y difusión de las técnicas que se han desarrollado a lo largo de cinco siglos. El museo nace para crear un centro de interpretación de la vihuela y la guitarra española, con talleres de recuperación, archivos, exposiciones temporales, conferencias, cursos, seminarios y congresos. En suma, se trata de crear un museo vivo que sirva para dar a conocer lo que representa la guitarra para la cultura porque la guitarra española es un instrumento con características propias.

Nota:


En Madrid hay una importante colección privada del guitarrero, don Félix Manzanero. Y en Jerez de la Frontera existe un museo. Eso es todo. Queda, pues, la perspectiva de un espléndido trabajo por realizar.


Textos e imágenes realizados por Franziska
La información sobre el museo, recogida en diferentes fuentes.
Alcalá de Henares, 9 de julio de 2010

jueves, 1 de julio de 2010

Las ocas silvestres

Retorno a mis encuentros con todos vosotros un poco más arrugadita, pero con mi interés de siempre en la observación de la Naturaleza y de su apasionante mundo animal.
Esta última primavera, tuve la gran suerte de encontrarme a una familia de ocas y comprobé que, efectivamente, silban cuando están alarmados o enfadados pero, además, contraen el cuello como un síntoma de su preocupación. Creo que las expresiones de Mamá Oca son muy significativas. En este trabajo incluyo algunas de las imágenes y del entorno que, a continuación expongo. Después, hay unas pequeñas anotaciones sobre algunas características de las ocas silvestres por si queréis dedicarles unos minutos de vuestra atención.


Los polluelos han salido de debajo de las alas maternas y se mantienen agrupados y disciplinados
Un silbido acompaña a la clara advertencia de que no es grato sentirse observado tan de cerca por un
ojo humano.
El padre está delante en franca postura de protección y vigilancia.

A esta altura del camino, me los encontré.  Destacaba la blancura del padre y fue una tentación imposible
de vencer no tomar las fotos que, llena de emoción, pude disparar.
No resulta fácil comprender el motivo por el que, desde los tiempos más antiguos, se haya considerado a las ocas como aves de escasa inteligencia, puesto que las observaciones realizadas confirman lo contrario. Todas las especies, sin excepción, se encuentran entre las aves más cautas, astutas, vigilantes e inteligentes que existen. En cautividad se adaptan a las nuevas condiciones de vida y se domestican con rapidez.

Las ocas pasan menos tiempo en el agua que los demás individuos de su especie. Permanecen mucho tiempo en tierra e, incluso, en los árboles.


Al caminar mantienen el cuerpo erguido y el cuello en posición vertical. Varias de las especies emiten un sonido semejante a un murmullo; otras, claman; y algunas dejan escuchar gritos agudos y lastimeros que se pueden escuchar desde lejos. Cuando se sienten molestadas casi todas las especies silban.

Cuando se forma una pareja ya no se separa en toda la vida. Sus crías se desarrollan con tal rapidez que, a los dos meses, ya podrían independizarse pero prefieren continuar largo tiempo junto a sus padres, con los que forman una familia muy unida.

El macho corteja a su futura compañera, la vigila celosamente y combate sin temor a sus rivales. En las luchas que se entablan entre los machos, los dos adversarios se agarran fuertemente con el pico por el cuello y se golpean con las alas, con tal violencia que el ruido que producen se puede oír a considerable distancia.

Tras el apareamiento, la hembra empieza a reunir los materiales necesarios para la construcción del nido. El macho la acompaña pero no la ayuda en su tarea. La base del nido está formada por tallos y hojas de junco, ramitas secas y otros materiales amontonados con descuido. El hueco interno, sin embargo, estará revestido por una capa de plumón que, antes de disponerse a incubar, la hembra se arrancará. Los nidos frecuentemente se instalan en suelos pantanosos, en cañaverales o en islotes de las zonas lacustres, siempre en lugares de difícil acceso para los zorros u otros animales de presa.

Sus pequeños nacen a los 24 días. Permanecen 24 horas en el nido y, al día siguiente, sus progenitores los llevan al agua y les enseñan a buscar alimento. Tras el nacimiento de la prole, el macho se hace más desconfiado que de costumbre. Cuando la familia se traslada, la madre va en cabeza, los hijos en medio y el padre en retaguardia.

Los pequeños que quedan huérfanos mueren a menos que se unan a otras familias de la especie. Si bien los adultos no acostumbran a tomar la iniciativa de acoger a las crías abandonadas, nunca se niegan a admitir a la prole ajena que espontáneamente se les una. Se sabe de una hembra que tenía a su cuidado a unos sesenta polluelos huérfanos.

La caza del ánsar común requiere mucha habilidad y prolongados acechos entre los cañaverales. La carne de los adultos es dura y coriácea, pero la de los jóvenes resulta muy sabrosa. Las plumas son más apreciadas que las de la oca doméstica y el plumón se cotiza a alto precio.


El texto se ha elaborado con información recogida en “El Mundo de los Animales”
Las fotos realizadas por Franziska en la cuenca del río Henares.

viernes, 22 de enero de 2010

El río Henares

Ha transcurrido ya un año  desde que llegó a mi la primera cámara fotográfica.  Lejos estaba de sospechar el cambio que se iba a producir en mi vida.  Se ha convertido en mi inseparable compañera.  La emoción que me trasmite es insustituible.  Ha supuesto una auténtica revolución en mi manera de mirar y ver todo lo que me rodea. 

Pasado ya mi primer sarampión fotográfico, comienzo a ser muy crítica con todo el trabajo realizado hasta la fecha. Por este motivo, he tenido que dedicar mucho tiempo a seleccionar unas cuantas fotos del río Henares.

Hemos de valorar la vegetación que prospera a lo largo de su recorrido.  Es un río asimétrico que presenta  constituciones orográficas diferenciadas: por la derecha, una gran llanura; por la orilla izquierda, el río se encuentra encajonado contra los cerros del páramo alcarreño.  Éstos de composición arcillosa y calcárea presentan una fuerte erosión: los cortados.

El río Henares que si bien es muy modesto por su caudal, resulta tremendamente hermoso y fotogénico por el sotobosque que prospera a su paso y la belleza de sus  cortados y cárcavas.  Agua y luz: del resto se encarga la madre naturaleza.




Tres imágenes del pasado invierno en un lugar muy próximo a mi casa. Representa un paseo de apenas 15 minutos.  El almendro es un ejemplar único en todo el paseo.  Era sorprendente contemplarle lleno de flores mientras el resto de los árboles mostraban su completa desnudez.



 Ha llegado la primavera.  La imagen se tomó en la zona del Val.



Al fondo el Cerro del Ecce Homo. Imagen tomada en un día nublado del pasado verano.

Vista de los cerros del Mal Vecino y del Ecce Homo desde el río en pleno mes de Julio. ¡Preciosa vista!

El mágico rostro del otoño en el río Henares


Cortados

Imagen capturada en la zona del Val

La erosión produce imágenes que cultivan nuestra imaginación.





El río Henares refleja el intenso azul del cielo y los cerrillos que se acercan a sus orillas.  Está anocheciendo.



Texto e imágenes realizados por Franziska