lunes, 15 de mayo de 2017

Monologo de Rosario Contreras





Algo que no me gusta es ser vieja. Porque la vejez es una traición y lo malo es que te coge mayor cuando ya no estás para nada…  y tiene sus complicaciones. No es suficiente con estar arrugada, además te conviertes en suegra. Recuerdo que antes de ser suegra, yo mostraba un rostro sonriente y parecía un poco inocentona aunque buena persona pero desde que, además de vieja soy suegra, he sufrido una metamorfosis.  Puedo enseñar dos fotografías: una  de antes; y otra posterior y veréis como es verdad.   Ser suegra imprime carácter.  Cuando llega tu hija con su novio a casa, por primera vez, te esmeras en  mostrarte como un ángel y hasta le preparas el mejor entrecot y ves que lo engulle mientras los demás (que comen un filetito tan fino que casi queda carbonizado al freírlo), ven cómo chorrea, por la comisura de sus labios, la sangre que aún fluye de la ternera. Después piensas: ¡qué que mal gusto ha tenido tu hija! pero bueno, pelillos a la mar...  Mientras no se casen, siempre hay esperanza. 
........................................

Así es que, mujer muy práctica, al fin y al cabo, he decidido impulsar una ONG para la recogida de abuelitas bajo el lema de:

 “ponga una abuela en su vida”

Verá como, casi por encanto, usted se sentirá más joven, le brillarán más los ojos, su cutis será más terso, su cuerpo más ágil, su mente más despierta.

Instrucciones de uso de las abuelas:
Es necesario tener en cuenta que no hay que esconder a las abuelas en la cocina  y ni siquiera en el trastero, por grande que sea, cuando lleguen las visitas sino mandarlas a hacer algún crucero por el Mediterráneo, algún viajecito a las Azores, etc. 

Tener una abuela en casa mejorará la alimentación de la familia y se dejará de comer, a toda hora, esa bazofia creativa que últimamente pulula por las cocinas.  De verdad, háganme caso: “pongan una abuela en su vida”.  Si está despendola y es algo divertida y se va a la calle disfrazada de quinceañera, aún será más terapéutica.
  
Ya veis yo nací en 1934 y, a pesar de todo, estoy como una rosa. Es cierto que, algunas malas lenguas, aseguran que estoy en la edad de la mala memoria, la mala vista y el mal oído; pero yo no hago caso de patrañas… calculo que, a poco que las cosas esas del colesterol, la artritis reumatoide, la bilirrubina, la tensión, la caída del pelo,  no me incordien demasiado, podré llegar a vivir,  por lo menos, otros veinticinco años y voy a necesitar una ayuda así es que, a ver que les parece, voy a poner este anuncio:

Mujer de 83 años, reumática, con juanetes, discreto mostacho prusiano, poco pelo y mal humor, busca hombre joven, fuerte, con buena musculatura para que le suba la compra hasta un ático sin ascensor.  Se valoraría muy positivamente, dispusiera de coche y es indispensable que aporte a la sociedad una renta de 72.000 euros anuales pues con menos no se puede vivir.

El anuncio resulta un poco largo, tendré que pagarlo a plazos. Es que no me llega la pensión a pesar de lo que dice el gobierno.


Texto escrito,  el 7 de febrero de 2007


Alcalá de Henares, 15 de mayo de 2017
Publicado por Franziska en   "La tortuga de dos cabezas"
 



15 comentarios:

Jaime Portela dijo...

Mas quem é que gosta de ser velho...?
Um texto muito interessante.
Continuação de boa semana, querida amiga Franziska.
Beijo.

Josefa dijo...

Precioso y cierto. A ver si encuentras ese mirlo blanco.Jajaja.
Besoso.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

jajajajajajajajajajha, Absolutamente extraordinario....

Te saludo

Isaac

Franziska dijo...

maría del rosario Alessandrini dijo...

Este texto dice como mejorar la vida a las abuelas, suegras o viejas jajá. Es un detalle ser suegra hay que saber dirigir la orquesta porque de lo contrario como bien dices te meten en la cocina y allí nos dejan mientras corren los días, los años y nos vamos poniendo más arrugaditas, jajá, yo aun de abuela nada tengo tres hijos ninguno tiene niños, así que no tengo muchas experiencia con ser abuela, que me gustaría serlo antes de pasar al otro mundo, gracias querida Francisca por tu hermoso texto que nos acerca un poco más.
Abrazo

20 de mayo de 2017, 6:54 Eliminar

Franziska dijo...

Aclaraciones de Franziska

¿Por qué aparece un texto de María del Rosario Alessandrini insertado por Franziska?

El texto anterior se coló por error, en el último vídeo publicado y, al verlo, me permití trasladarlo porque me parece que es donde tiene sentido. El que lo haya visto, se debe por entero a la casualidad porque en la configuración de esta ventana no está la posibilidad de recibir noticia por correo electrónico como sí sucede con el resto de mis blogs. Eso es todo. Saludos cordiales.

Mariazita dijo...

Olá, querida Franzisca
Achei este texto uma verdadeira delícia!
Li-o, duma ponta à outra, com um sorriso nos lábios.
E identifiquei-me muito com ele...
Sou sogra de dois genros e de uma nora, já que tenho duas filhas mulheres e um filho homem.
E sou avó de 9 netos...
Isto dá-me um certo estatuto, não??? :)))))))))))
E, sem falta modéstia, os meus cozinhados são sempre muito apreciados...
Ainda hoje ao almoço a minha filha me disse: mãe, esta salada de bacalhau feita por ti fica muito melhor do que feita por mim. Esta minha filha é professora, trabalha numa escola que fica nas traseiras da minha casa, e todos os dias almoça comigo.

Relativamente ao vídeo que publiquei sobre a Noruega, às vezes a passagem de imagem é muito rápida e não se consegue ler tudo. Mas tu podes parar a imagem quando quiseres, ou voltar atrás... para leres tudo.
Tudo de bom te desejo.

Votos de uma semana muito feliz.
Beijinhos
MARIAZITA / A CASA DA MARIQUINHAS

Mariazita dijo...

Esqueci de referir o meu "acidente"... :)
Claro que agora estou completamente bem, sem quaisquer sequelas, mas quando cheguei cá andei imenso tempo em tratamentos, a médica que me tratou ficou espantada com a extensão do entorse.
O pé ficou todo preto, tive que fazer mesoterapia, depois fisioterapia... enfim, ainda andei uns meses em tratamentos.
Mas passou tudo, felizmente.
Mais 1 beijito

MARIAZITA / A CASA DA MARIQUINHAS

RosaMaría dijo...

jajaja... Es excelente, sentido del humor, realidad, fantasía, todo conjugado para hacer que esta tarde muy lluviosa y gris se convierta en algo placentero. Besos.

Ana Freire dijo...

Um texto absolutamente extraordinário!
Ninguém gosta de se sentir envelhecer... e no entanto... é a única forma conhecida... de continuarmos vivos... pelo que envelhecer, é um bom sinal!
E como em qualquer arte... saber envelhecer... é mesmo uma verdadeira arte... de aceitação de si mesmo, em primeiro lugar...
Todos estamos envelhecendo, em cada dia... quanto mais cedo nos consciencializarmos disso, tanto melhor... para melhor nos aceitarmos...
Adorei o post, Franziska!
Aproveitando para agradecer a sua gentil e amável presença, lá no meu espaço... e que só hoje, tive oportunidade de agradecer... e corresponder!
Um beijinho grande! Bom fim de semana!
Ana

Fernanda Maria dijo...

Envelhecer é uma arte e com o humor que a Franziska tem, é invejável! :)

Vim retribuir a sua visita ao meu blogue e adorei conhecê-la !

Beijinho

O Toque do coração


maría del rosario Alessandrini dijo...

Franciska, yo aún no soy abuela pero tengo los míos jajá, muy chispeante y entretenido tu hermoso texto, todo llega al final hay que conformarse, y tratar de vivir la vida a pleno, a todo lo que se pueda, me encanto.
Abrazo

Jaime Portela dijo...

Passei para ver as novidades...
Mas aproveito para te desejar um bom resto de semana, amiga Franziska.
Beijo.

Costantino dijo...

Straordinario ed interessante.
Un saluto dal Piemonte, Costantino

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Te saludo, como siempre, con todo cariño

Luz&Paz

Isaac

Ardilla dijo...

Un saludo amiga. El texto me parece muy cierto y genial, pero no olvides que los años además de otras cosas, aportan mucha sabiduría que ya quisieran muchos tener.
Un abrazo amigo.